Noticias

Vivir en La Laguna es… otra historia

Solo tienes que fijarte en los comentarios de Tripadvisor sobre San Cristóbal de La Laguna para darte cuenta que no estás ante una ciudad cualquiera, una ciudad anodina, de esas que no sabrías si estás en una u otra, sino más bien al contrario, que hablamos de una ciudad única, cargada de historia, Patrimonio de la Humanidad, peatonizada (no sin pocos problemas y oposiciones en contra) y un verdadero lujo para vivirla, pasearla y experimentarla plenamente. Una ciudad que fue de los laguneros y vuelve a ser de los laguneros, pero también un poco de sus visitantes, siempre bien acogidos. Y es que su historia universitaria le ha dado ese carácter.

Más allá de la calle Herradores y la (antigua) calle Carrera, hoy Obispo Rey Redondo, e incluso la calle San Agustín, con su incomparable iglesia quemada, de la que hoy solo quedan vestigios y cimientos, hay toda una ciudad plagada de pequeñas casas que dan forma al estilo arquitectónico canario, sencillo y humilde a veces, complejo y embellecido, otras. Una ciudad que va desde el pasado de la Iglesia del Cristo y su enorme plaza, hoy ocupada por el Mercado Municipal (y con no pocas propuestas para llevarlo a la antigua estación de guaguas de San Benito, frente a Proboca Canarias, clínica dental y dentista en La Laguna, de reconocido prestigio) hasta el Museo de la Ciencia y el Universo. Una ciudad que oscila entre los bares de montaditos y copas del casco antiguo y el joven bullicio del afamado Cuadrilátero.

El barrio de la Manzanilla, el Camino de San Diego, la Mesa Mota y su recuperado espacio verde por el Cabildo Insular, la Plaza de la Junta Suprema, tan importante en nuestra historia, la Plaza de la Concepción, el viejo Ayuntamiento, la antigua sede del primer Cabildo de Canarias. En resumen, es tanto por ver, son tantos sabores por probar, son tantos los colores por experimentar, que lo mejor sería que, directamente, te fueras a vivir a esta ciudad una temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *