Noticias

¿Qué es el HOME COACHING?

La palabra coach traducida como verbo significa entrenar o preparar; si la traducimos como un término sustantivo se deberá de traducir como entrenador o profesor. Por lo tanto la palabra coaching no debe tener otra traducción que la de entrenamiento. ¡Y en estos términos debemos entenderlas!

Sabemos que el coaching está de moda, lleva casi una década en boca de todas y todos, pero entendida de manera correcta podemos afirmar que forma parte de la filosofía de trabajo de +QFÁCIL REAL BUSINESS ya que sumamos a esta palabra la palabra house. Y usamos house y no home, ya que la primera se traduce como hogar y la segunda como casa, términos íntimamente ligados pero que no significan la misma cosa.

No cabe duda que en el devenir diario una casa se acaba convirtiendo en una pesada carga que pueden ser fruto de infelicidad, desmotivación, agotamiento y otras consecuencias emocionales no deseadas. Para muchas familias trabajo y hogar son los dos polos de una existencia más amarrada al día a día que a los sueños y las aspiraciones. Ambos extremos pueden atenazar tu vida, llenarla de obligaciones en una rutina diaria enmarcada en el “despertar » hacer » dormir” donde no tenemos ni dos minutos para “parar » pensar » actuar”.

¿Cómo te ayuda una agente inmobiliaria a parar este círculo y darle sentido a tu vida y, especialmente, al sentido que le aporta tu hogar a tu existencia? Pues es tan fácil como ayudarte a reorganizar tu casa y las rutinas que la rodean, aportando así tiempo para el desarrollo personal que mereces a través de, por ejemplo, tus hobbies o aficiones, tu vida social, tu cuidado y mimo personal o algo tan simple como un lugar y un momento para leer con tranquilidad.

Para ello aplicamos técnicas muy sencillas que englobamos bajo el término #HomeCoaching. Te ayudamos a eliminar lo superfluo, a detectar lo importante y relevante, a reorganizar lo físico para que facilite tu cotidianidad avanzando más allá, ayudándote a reorganizar tu agenda para sacar tiempo de donde creías que no había.

Tan básico como eso, te entrenamos y formamos para que tu hogar no sea una carga sino un lugar placentero, un refugio, un espacio seguro donde encontrar tranquilidad, descanso y felicidad. Y lo mejor de todo es que es un proceso que puedes hacer tú mism@, sin ayuda alguna. Pero, es algo que ya no haces porque no paras tu rutina voluntariamente hasta que desde fuera alguien te da el ¡ALTO! Un gratificante aviso de alerta que te hará parar unos minutos permitiéndote realizar cambios en tu zona de confort para hacerla, de verdad, una zona de mayor felicidad y tranquilidad.

Así que, ¡alto! ¡Para!

Vamos a ayudarte a reorganizar el espacio donde tu hogar anida y donde haces tu día a día. Y el resto, aprovechar el tiempo que vas a ganar, queda de tu cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *