Noticias

Como influye la imagen personal en el agente inmobiliario

Sabemos que no es algo fácil de aceptar en estos tiempos que corren. Nadie, ningún profesional, en ningún foro público, reconocerá que el aspecto influye notablemente en las oportunidades de negocio. Porque no es una realidad políticamente correcta. Pero en petit comité cualquier profesional en activo te dirá que sí, que efectivamente, un buen aspecto físico mejora tu porcentaje de éxito y beneficio.

Si hablamos de «imagen personal» quizás suene menos rudo que hablar «de tu aspecto» así que vamos a cambiar el término y hagamos un repaso de las principales claves involucradas.

  • Comunicación verbal.
    • La manera en que hablas, la intensidad de tu voz, su modulación, la monotonía, el uso de los silencios. Y no es algo innato, es aprendido, y se puede re-aprender y solucionar aquello que no te ayude.
  • Comunicación no verbal.
    • La manera en que gesticulas, te sientas, los ademanes y otros factores componen el 93% del total de lo que transmites, según la mayoría de los expertos. Y también puedes mejorar y trabajar sobre este aspecto.
  • Higiene personal.
    • No hay mucho que decir al respecto, en lo obvio, salvo que recordar aquella frase que nos recuerda que «el diablo está en los detalles». Especialmente en el caso de tu pelo, cara y manos.
    • Tu boca es otro aspecto a cuidar. Valora, por ejemplo, si es necesario que te sometas a una ortodoncia en una clínica dental en La Laguna, quizás seas fumador/a y debas someterte a una periodoncia o limpieza dental con mayor frecuencia. Sea cual sea tu caso, consulta con tu dentista.
  • Vestimenta.
    • No solo nos referimos a una vestimenta limpia y de aspecto pulcro y cuidado sino también, esto resultará impopular, a tu aspecto. Y no, no nos referimos al traje de corbata sino que tu aspecto debe de representar aquello que pretendes ser con respecto a tu cliente: familiaridad o profesionalidad.
  • Lo que usas.
    • Otro aspecto polémico pero que es necesario recordar. Al igual que la vestimentas, lo que usas, desde tu teléfono móvil o bolígrafo hasta tu coche, también hablan de ti. Lo quieras o no, y aunque «no sea justo«, las personas a las que vas a vender tus servicios como agente inmobiliario se harán una idea, construirán una imagen previa, sobre ti, poniendo en marcha los prejuicios que todas las personas llevamos implícitos.

En resumen, nos guste o no, a la hora de vender tus servicios a un propietario que va a depositar su confianza y, lo que es más importante, sus propiedades, en tus manos, la primera impresión cuenta. Y cuenta mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *