Noticias

7 maneras de dar calor a tu casa sin calefacción

¿Un invierno frío, verdad? Es más que fácil caer ante la tentación de encender estufas, calefactores y todo lo que tengas en casa para no acabar tiritando y con 4 ó 5 capas de ropa encima. Sin embargo hay trucos que harán tu casa más cálida y que te contamos en esta inmobiliaria, más fácil. Forman parte de nuestro abanico de herramientas home coaching.

La ventilación de tu vivienda

Es necesario ventilar, especialmente en invierno, porque entre otras cosas ayudarás a evitar humedades y moho, pero si dejas una ventana abierta por la mañana y llegas por la noche encontrarás la casa helada, como si fuera una nevera, ya que su temperatura interior será incluso más baja que la exterior. Lo ideal es que ventiles la vivienda al mediodía, cuando haga mejor temperatura, solo durante el tiempo necesario. Y no dejar ventanas abiertas si te vas a ir y no sabes cuándo regresarás.

Dividir es bueno

Aunque la moda es el espacio abierto, bien es cierto que éstos son mucho más fríos y es más fácil que baje su temperatura que en las estancias pequeñas que se pueden cerrar donde se genera su propio «clima». La propia presencia de personas en una estancia pequeña hace que ésta suba su temperatura de una más manera más fácil que en una gran sala.

Aprovecha el sol

Si tienes ventanas o ventanales que hagan más que fácil el acceso de la luz solar desde la mañana al mediodía o a primeras horas de la tarde, abre cortinas y despeja cualquier obstáculo para facilitar la iluminación y aprovechar el calor que genera. Desde el atardecer corre cortinas para facilitar la conservación del calor.

Los árboles no ayudan

Si un árbol da sombra en alguna zona de tu hogar, ésta tenderá a ser más fría ya que durante el día no se calentará con la luz del sol. Valora la poda en otoño que facilite su rebrote en primavera. De esta manera además estarás aportando salud y belleza de una manera más fácil a ese bonito árbol que tanto te gusta ver.

Los colores oscuros para el invierno

Pues sí. Cortinas y ropa oscura absorbe más calor que la ropa blanca o de color claro. Y eso se cumple tanto para la que llevamos encima como para el textil de hogar, como las alfombras. Además el textil de hogar te aísla de los materiales fríos como suelos o paredes, crean pequeños entornos cálidos en un sillón y en general te harán sentir mejor en invierno.

Ejercicio físico en casa

Si no vas a salir de casa el practicar algo de fitness te ayudará a entrar en calor y generar calor en la estancia donde estés. Además de mejorar tu estado de salud ahuyentará la sensación de pelete intenso que cala hasta los huesos. Aprovecha y obtén dos beneficios en uno. Es más que fácil cuando te lo propones.

Invertir en aislamiento

Si tu casa tiende a ser fría, cosa que tal vez agradezcas en verano, por su ubicación, porque le hace sombra otro edificio o árboles, es complicado solucionar el problema. Pero si el origen es un mal aislamiento entonces tal vez si puedas mejorar, y mucho, el problema, conservando sus cualidades frescas en verano y facilitando que no sea una nevera en invierno. En Más Que Fácil Inmobiliaria podemos proporcionarte los servicios al respecto que necesites, contáctanos si te hacen falta.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *